fbpx

Tag: producción audio

Habitualmente recibo trabajos donde mis clientes procesan el Bus Master de sus mezclas. Los procesos más habituales son la compresión, la ecualización o la limitación, con lo que pretenden conseguir un efecto personalizado de su trabajo antes del Mastering. El punto acertado de este procesamiento reside en la propia personalización de la mezcla, consiguiendo “cuerpo” o “punch”, tanto comprimiéndola como coloreándola, pero ¿Es realmente esta personalización beneficiosa para el resultado final? ¿Se está haciendo correctamente? ¿Por qué adelantar un paso del mastering cuando el ingeniero de mastering puede hacerlo probablemente de manera más adecuada? Debería ser una opción a realizar por ingenieros experimentados y que dispongan de buenos procesadores, ya que la etapa de mastering puede verse perjudicada debido a que los efectos secundarios de estos procesos son difíciles de tratar. Para un buen procesamiento es preciso utilizar tanto un buen procesador como unos parámetros adecuados, normalmente muy leves, que no perjudiquen a la mezcla, ya que aquí el límite entre lo perjudicial y lo beneficioso es bastante frágil y confuso. Por lo general, un compresor tipo Óptico o Vca suele funcionar bien en el Bus Master, también Vari-Mu, debido a su circuitería son compresores no demasiado agresivos con la señal, aunque siempre dependerá del compresor y los parámetros que marquemos en él. ¿Por qué puede llegar a ser perjudicial? Un compresor en el Bus puede crear cierto “punch” en la mezcla, también reduce sus picos, siendo algunas de las razones por las que usamos compresores en nuestras sesiones de mastering. Pero la compresión también tiene efectos secundarios tales como pérdida de transitorios y pérdida de firmeza, además de sacar “a la luz” distorsiones y sonidos que no creías oír, también resonancias indeseadas que ensucian la mezcla y con más razón si hemos realizado todo el proceso en el dominio digital, añadiendo más “sobre procesado” digital a la mezcla. Del mismo modo ocurre con una ecualización general, la cual afectará a toda la mezcla, cuando posiblemente el problema esté solo en una o varias pistas y aprovechando la fase de mezcla, es preciso atacar los problemas de manera individual y concisa. La limitación aporta un efecto mucho más drástico y por lo general más problemático en la fase de mastering. Eliminamos picos y rompemos la dinámica de la mezcla, además de cerrar el rango de ataque al ingeniero de mastering. Cuanta menos dinámica menos posibilidades de actuación existirán en la etapa de mastering, y por tanto estaremos desaprovechando todo el jugo de esta etapa. Por lo general, incluso con parámetros leves, pueden darse algunas de estas problemáticas si no se usa el procesador adecuado para la mezcla indicada y teniendo en cuenta, que el mastering es el proceso final de la producción, puede ser demasiado tarde si el ingeniero de mastering se encuentra con estos problemas. Para evitar estos efectos suelo pedir a mis clientes que envíen una mezcla sin procesar, de esta manera puedo elegir la mejor base de mi trabajo. Hay que tener en cuenta que muchas distorsiones armónicas las causa el sobre procesado y tu mezcla puede estar sobre procesada y dar la cara solo en la etapa de mastering y no antes. En conclusión, es preferible acorde a nuestra experiencia, no añadir procesado al Bus Master a no ser que dispongamos de buenas manos y medios para ello. Solo cuando sea necesario, de forma muy sutil, sin degradar el sonido y siempre y cuando éste proceso vaya a mejorar realmente tu mezcla. Por supuesto guarda en caso de hacerlo una versión sin procesar, te ahorrará tiempo. Saber que herramienta usar es la mejor de las herramientas, pero quizás… no tengas que usar ninguna!

Elegir Idioma:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies